5 razones para que dejes de tomar refresco definitivamente

5 razones para que dejes de tomar refresco definitivamente

1. El refresco provoca que se acumule grasa alrededor de los órganos

Sí, estamos hablando de que las grasas peligrosas son difíciles de detectar a simple vista, es decir, tú no puedes saber que estás en riesgo de ciertos problemas de salud porque no vas a ver los cambios en tu propio cuerpo.

Investigadores daneses realizaron un estudio de los efectos de un refresco no dietético, pidiendo a los participantes beber refresco endulzado, leche que contiene la misma cantidad de calorías que el refresco; refresco de dieta o agua todos los días durante seis meses. La grasa total siguió siendo la misma en todos los grupos de bebidas, pero los bebedores de soda regular registraron un aumento drástico en grasas ocultas nocivas, como la del hígado.

2. El cambio a refresco de dieta tampoco ayuda

Es una suposición lógica: el cambio de refresco a base de azúcar por otro no basado en azúcar podría ayudar a tu salud. Mientras calóricamente hablando podría ser cierto, los refrescos de dieta contienen sus propios peligros y efectos secundarios.

En un estudio impactante, investigadores de la Universidad de Texas monitorearon a 475 adultos por 10 años y encontraron que los participantes que bebían refresco de dieta experimentaron un aumento del 70% en la circunferencia de la cintura en comparación con quienes no consumían ninguna soda

3. Algunos contienen retardantes tóxicos

Europa y Japón ya han prohibido el retardante tóxico de aceite vegetal bromado (BVO) de sus bebidas con gas, pero todavía varios refrescos norteamericanos lo contienen (en concreto, los de sabor a cítrico). Originalmente creado para hacer plásticos ignífugos, el BVO ha sido utilizado desde entonces para mantener el sabor en las bebidas gaseosas separado del resto de la bebida.

A partir de mayo de 2014 Coca-Cola y PepsiCo estaban trabajando en eliminar el BVO de sus productos, pero aún se pueden encontrar en el Dr. Pepper, Seven Up, y productos como Squirt.

4. Contaminan el agua de tu cuerpo

Es muy sencillo: nuestros cuerpos no pueden destruir los edulcorantes artificiales. Y esa es una razón suficiente para evitarlos

5. Hacen que envejezcas

¿Estás gastando dinero en productos anti-edad, multi-vitaminas, y un entrenador personal para mantenerte joven y en forma, pero todavía no dejas el hábito de los refrescos? Bueno, empieza a hacerlo porque esto es lo que el dulce sorbo está haciendo en tu cuerpo: la reducción de la densidad ósea, que erosiona los dientes y causa problemas en los riñones.

 

Fuente y texto original: Swagger.mx/Estilodevida.

Foto: