Las diez frases más hermosas del «Diario de Ana Frank»

Las diez frases más hermosas del «Diario de Ana Frank»

No hay mejor forma que recordar a Annelies Marie Frank, conocida como Ana Frank, la niña que con 13 años de edad comenzó su diario mientras se escondía durante la ocupación alemana de Ámsterdam en la II Guerra Mundial.
Vida de Anne Frank- 

«Escribir un diario es una experiencia muy extraña para alguien como yo. No sólo porque yo nunca he escrito nada antes, también porque me parece que más adelante ni yo ni nadie estará interesado en las reflexiones de una niña de trece años de edad».

– «¡Qué maravilloso es que nadie tenga que esperar un instante antes de comenzar a mejorar el mundo!».

– «Yo sé lo que quiero, tengo un objetivo, una opinión, tengo una religión y amor. Déjame ser yo misma. Sé que soy una mujer, una mujer con fuerza interior y un montón de coraje».

– «No se nos permite tener nuestra propia opinión. La gente quiere que mantengamos la boca cerrada, pero eso no te impide tener tu propia opinión. Todo el mundo debe poder decir lo que piensa».

– «¡Las mujeres deben ser respetadas! En términos generales, los hombres son tenidos en gran estima en todas partes del mundo, así que ¿por qué no pueden las mujeres tener su parte? A los soldados y a los héroes de la guerra se les honra y conmemora, a los exploradores se les otorga fama inmortal, los mártires son venerados, pero ¿cuántas personas ven a las mujeres también como soldados?».

– «Toda persona tiene dentro de él algo bueno. La noticia es que usted no sabe lo grande que puede ser. Cuando se puede amar, ¡Cuánto se puede lograr!».

– «Es difícil en tiempos como estos pensar en ideales, sueños y esperanzas, sólo para ser aplastados por la cruda realidad. Es un milagro que no abandonade todos mis ideales. Sin embargo, me aferro a ellos porque sigo creyendo, a pesar de todo, que la gente es buena de verdad en el fondo de su corazón».

– «Lo que se hace no se puede deshacer, pero se puede prevenir que vuelva a ocurrir».

– «No pienso en la miseria sino en la belleza que aún permanece».

– «Quien es feliz hará felices a los demás también».