Para estudiar mejor: la música puede hacer más efectiva la concentración ante los libros

Para estudiar mejor: la música puede hacer más efectiva la concentración ante los libros

La ciencia ya ha reconocido los múltiples beneficios de la música en el estado de ánimo y sus aplicaciones para controlar la ansiedad, el estrés o conciliar el sueño. Por ejemplo, a muchos estudiantes la música les aporta también una mayor concentración delante de los libros. En esta línea, la psicopedagoga y coach en Coaching&You, Miriam Sancho, explica que “el sonido puede ser una fuente de motivación. Según la neurociencia, la música activa áreas del cerebro que son claves para potenciar los aprendizajes cognitivo, afectivo y motor”.

Apuntan que a la hora de utilizar música durante el estudio, la cuestión es elegir la música adecuada. “Es importante seleccionar música tranquila y armoniosa que ayude a la concentración, como autores de música clásica o la música instrumental son las opciones más recomendables –añade–. No recomiendo escuchar canciones con letra o que provoquen emociones relacionadas con alguna situación que hayamos vivido, ya que pueden distraernos si no sabemos gestionar bien nuestro autocontrol emocional”. La psicopedagoga y coach subraya la importancia de crear una lista de reproducción “con el fin de evitar tener que cortar el estudio para seleccionar nuevas canciones cada cinco minutos”. “Lo ideal es que la duración de la misma ronde las dos horas ya que, una vez termine

Lista de música ya creada

En Spotify puedes encontrar una gran variedad de listas ya creadas con este propósito. Entre las playlists que puedes encontrar en el apartado de ‘Estados de Ánimo’, recomiendan la lista ‘BSO (música para estudiar)’, “la playlist para estudiar con mayor número de seguidores”, que ha sido creada por un español. En ella podrás encontrar más de 170 canciones de base instrumental y sin letra, que forman parte de la banda sonora de películas como Amelie, Pearl Harbor, Up, Gladiator, Star Wars, Piratas del Caribe o El Señor de los Anillos, entre otras. ‘Deep Focus’ es una playlist ubicada en el apartado de Concentración, que contiene más de 100 canciones de música instrumental, para lograr que consigas una mayor atención en tus horas de estudio. Cuenta con más de un millón de seguidores de edades comprendidas, en su mayoría, entre los 25 y 34 años; seguido por jóvenes de entre 18 y 24 años, lo que indica, según explican desde Spotify, que se trata de “franjas de edad en la que se incluyen universitarios, que pueden aprovechar la música para concentrarse y trabajadores más jóvenes que pueden usar la música para concentrarse a lo largo de su jornada laboral”. Si la música clásica es lo que más favorece tu concentración, la lista ‘Intense Studying’ es la más apropiada. Formada por unas 100 canciones de compositores clásicos como Mozart, Bach, Haydn, Vivaldi, Handel o más actuales como David Lang. También te proponen la lista ‘Instrumental Study’, con 40 canciones de música chill out, que según la define su creador te permitirá mantener “toda tu atención en la tarea en cuestión”. Para los más cinéfilos, Spotify cuenta con playlists como ‘Soundtrack for Study’, formada por más de 60 temas instrumentales de películas como Harry Potter, Orgullo y Prejuicio, Spiderman, James Bond, Braveheart, Titanic o Forrest Gump, entre otras. Está también ‘Reading Soundtrack’, con cerca de 70 canciones –también bandas sonoras de películas tan conocidas como Memorias de África, Philadelphia, Ghost, Crepúsculo, Los Juegos del Hambre o 50 Sombras de Grey– o ‘Acoustic Concentration’, formada por cerca de 30 canciones, sin letra, únicamente con una base de guitarra acústica.

 

Fuente y texto original: 20minutos.es