20 curiosidades sobre los gatos

20 curiosidades sobre los gatos

¿Cuántos gatos hay en el mundo entero y qué país tiene más gatos?

Calcular el número exacto, la cifra específica que determine cuántos gatos hay en el mundo entero, obviamente, es algo imposible. Sin embargo, se sabe que el país en el que hay más gatos es EE.UU., con un total de 88 millones de ejemplares. El gato es la mascota preferida en este país y en contraparte, hay 14 millones de perros menos que de gatos en la nación.

Pueden sobrevivir caídas tremendas

Se conocen casos en los que un gato ha caído desde una altura de nada más ni nada menos que 320 m., directo al concreto, y no ha sufrido herida alguna. Esto se debe al mecanismo biológico conocido como el reflejo de enderezamiento.

Los músculos del oído externo

Mientras los humanos tenemos solo 6 músculos para controlar cada uno de nuestros oídos externos, los gatos tienen un total de 32.

Los gatos y los dulces

Los gatos no comen dulces, ello se debe a que la lengua de los gatos no les permite sentir el sabor dulce, está diseñada por naturaleza para saborear prácticamente solo carne.

El color de los gatos y su sexo

Curiosamente, hay una compleja cuestión genética que, a nivel cromosómico, relaciona el color de los gatos y su sexo. Así, si un gato tiene tres colores en su pelaje, es hembra. Aunque existen pequeñísimas excepciones a la regla, la próxima vez que veas un gato de tres colores diferentes, sabrás que es una hembra.

Los gatos adoran dormir

En promedio, un gato se pasa el 70% de su vida durmiendo. Eso son… ¡unas 16 horas por día!

El gato más grande del mundo

Stewie, el gato doméstico más grande del mundo, se registró en el Guinness en Nevada, EE.UU., alcanzando un tamaño de 1.32 m de largo cuando se extendía completamente.

Hay humanos que tienen alergia a los gatos, pero también gatos que tienen alergia a los humanos

Si bien hay muchas personas que tienen alergia a los gatos, es decir que su piel o bien su sistema respiratorio reacciona al contacto con el pelaje de los gatos, también ocurre exactamente lo opuesto. Hay gatos que tienen reacciones alérgicas a los humanos. El humo procedente de las actividades humanas, como el del cigarro o las fábricas, así como la caspa y hasta el polvo que provoca el Hombre, produce reacciones alérgicas en los gatos.

El gato más viejo del mundo

Según el Guinness, “Granpa” (abuelo), un gato en Inglaterra, vivió 34 años y se convirtió por lejos en el gato más longevo conocido (un gato doméstico promedio vive unos 16 años y uno callejero entre 3 y 4.

Los gatos cruzando los océanos

Se estima que los gatos domésticos fueron traídos a América en los viajes del siglo XVIII para controlar las plagas, especialmente las de roedores.

Pueden tener muchísimas enfermedades parecidas a las nuestras

Desde alzheimer a diferentes tipos de ceguera e incluso una suerte de VIH felina (Virus de Inmunodeficiencia Felina), los gatos pueden sufrir de muchas enfermedades que son realmente similares a las que sufrimos los humanos. Actualmente, desde el sector veterinario se reconocen más de 250 trastornos hereditarios en los gatos.

Están en tu corazón

Estudios científicos han demostrado que tener un gato puede reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco o un infarto. Quienes no tienen gatos en sus hogares tienen más del triple de posibilidades que los que sí comparten su hogar con estos adorables pequeños.

Tienen más huesos que los seres humanos

Mientras que los seres humanos adultos tenemos unos 206 huesos en total, los gatos tienen 230. Es decir que tienen 24 huesos más que nuestra especie.

Los gatos no maúllan entre ellos

El maullido de los gatos es muy importante en cuanto a sus capacidades para la comunicación, pero solo para la comunicación con nosotros. Según se ha observado, los gatos adultos maúllan únicamente cuando quieren decirle algo a sus dueños (humanos). Todo gato puede emitir hasta 100 sonidos diferentes, sin embargo, el sonido que emite para referirse a su amo es único e irrepetible. Prácticamente son ellos los que nos ponen nombres a nosotros.

¿Cuántas especies de gatos existen y cuáles son las más raras?

Actualmente se conocen unas 50 especies de gatos diferentes. El gato esfinge, Curl, Fold escocés, Manx, Devon Rex y el Oriental de pelo corto, habitualmente se consideran las razas de gatos más raras que existen.

Gatos espía

urante la década de los 60, la CIA experimentó con gatos para usarlos contra los soviéticos. Ellos entrenaron a los gatos, usando un presupuesto de 60 millones de dólares, para espiar a los soviéticos con cámaras y micrófonos.

¿Más inteligentes que los perros?

No lo sabemos en realidad. Lo que sí sabemos es que el cerebro de los gatos es más grande que el cerebro de los perros.

Los gatos reconocen la voz de sus amos

El carácter tan especial y tan particular de los gatos es bien conocido por cualquiera que tenga gatos. Según los investigadores, todo gato reconoce perfectamente la voz de su amo, pero “son tan cool que se muestran indiferentes”, como el estudio del científico, justamente japonés, Atsuko Saito desarrolló en la Universidad de Tokio.

Eran dioses en el Antiguo Egipto

En el Antiguo Egipto, los gatos eran adorados de un modo muy especial. Entre otras cosas, eran animales sagrados provenientes directamente de los dioses. Cuando el gato de una familia dejaba de existir, todos los miembros de la familia se depilaban las cejas por completo en señal de dolor ante el fallecimiento.

Los gatos aún guardan sus instintos

Se cree que las primeras formas del gato, los primeros ancestros del gato que conocemos, nacieron hace unos 30 millones de años y ha sido un largo, largo camino hasta convertirse en los grandes amigos que son hoy. Sin embargo, aún guardan mucho de su instinto salvaje en su sangre. Por ejemplo, cuando comen pasto, lo hacen instintivamente para sanar algún malestar estomacal o alguna molestia en sus intestinos.

Isaac Newton y los gatos

Isaac Newton, probablemente el ser humano más inteligente que jamás haya caminado sobre esta Tierra, era un profundo amante de los gatos. Según se cuenta, su habitación y su laboratorio estaban llenos de los tantos gatos que tenía. Además de inventar el cálculo, Newton inventó las puertas para gatos, pues tenía que detenerse a cada instante para abrir y cerrar la puerta cada vez que sus amigos querían entrar o salir…

 

Fuente: Batanga.