3 enseñanzas de David Bowie que todos deberíamos aplicar

3 enseñanzas de David Bowie que todos deberíamos aplicar

LEE. LEE MUCHO

Según Geoffrey Marsh, David Bowie era un “lector voraz”, conocido por leer ¡un libro al día!  La pasión que el cantante siente por los libros editados en los 60. Ahí encontramos hitos de la contracultura como Última salida para Brooklyn de Hubert Selby Jr o Kafka Was The Rage: A Greenwich Village Memoir, de Anatole Broyard, 1993.

INNOVA

Aprende a evolucionar como él. Hizo suyo el principio budista “Solo el cambio es permanente” y así fue en su vida. Lo única constante fue la continua evolución. Pongamos como ejemplo lo más evidente: su estética exterior. Tenía cada ojo de un color (culpa de un puñetazo fortuito en su juventud) Si nos fijamos en su pelo, lo tuvo de 30 formas diferentes. En cuanto a los personajes o alter-egos, podemos destacar el hombre del espacio, el payaso,  el hombre-elefante, el genuino británico o el neoyorquino urbanita. Se le consideraba abiertamente bisexual aunque estuvo 24 años casado con la modelo Imán. Con su constante transformación, nos enseñó a salir de la zona de confort, a experimentar y a reinventarnos.

helen-bowie

Eresinteligente-HelenGreen

SÉ TU MISMO

Está bien copiar a los grandes, pero es mejor ser único. No seas Bowie, sé tu mismo. Si Bowie es un icono mundial y transgeneracional es porque no quería parecerse a nadie. Sólo quería ser él mismo, sin limitaciones. Perteneciente a la generación de músicos de los sesenta, los que dieron forma a esta revolución sonora, Bowie no se apuntó a modas imperantessino que se adjudicó una personalidad y un estilo propios e inéditos. Fue atrevido y único. Y esta sencilla osadía que requiere valor sin límites es lo que le distingue como genio.

 

Fuente y texto original: Muhimu.es/inspiracion

Foto: Helen Green.