Dime a qué hora te acuestas y te diré quién eres

Dime a qué hora te acuestas y te diré quién eres

Un grupo de científicos del London School of Economics, liderado por el Dr. Satoshi Kanazawa, ha realizado un estudio que profundiza en los efectos del reloj biológico en la personalidad; más puntualmente, en qué diferencia a aquellos que duermen por la noche con regularidad de quienes se acuestan tarde y tienen más problemas para levantarse por la mañana. Los resultados son, al menos sorprendentes; se corroboró la existencia de un correlato entre los hábitos de sueño y la personalidad, llegando a la conclusión de que:

los trasnochadores, quienes despliegan su máximo de capacidad y creatividad pasada la medianoche, tienen un coeficiente intelectual por encima de la media; es decir, mayor que el de los “normales” que siguen el ritmo del día de actividad y la noche de descanso, tal como marca la naturaleza diurna del humano.

Para el equipo de Kanazawa, los noctámbulos están más adaptados a los tiempos que corren y han dejado atrás costumbres antiguas por ser más complejos y evolucionados. Pero no todas las conclusiones son buenas para los habitantes de la noche: los estudios han arrojado datos que demuestran que también son más irracionales y tienen reacciones y conductas impredecibles.

Por el contrario, las personas eminentemente diurnas, son más ordenadas y tienen menor tendencia a desarrollar trastornos de la personalidad como depresiones o adicciones.

 

Fuente: Tuhistory.com